• El proyecto abarca una superficie total construida de 31.664 m2 y comprende una nueva plaza central, siete edificios comerciales y 758 plazas de parking más en dos nuevos niveles subterráneos y otro en superficie 
  • La sostenibilidad ha guiado unos trabajos que incluyen la instalación de placas fotovoltaicas, sistemas de captación de aguas pluviales o riego por goteo, entre otros

Madrid, 10 de junio de 2021. Rubau ha finalizado la ejecución de las obras del nuevo ‘Aparcamiento subterráneo y la remodelación del destino de compra La Roca Village‘, un proyecto sostenible y respetuoso con el medio ambiente durante su diseño y construcción.

La Roca Village es el destino de compra de tipo outlet más grande del sur de Europa y se encuentra localizado en el municipio de la Roca del Vallès. Con el objetivo de mejorar la experiencia que ofrece a sus clientes y firmas, se ha llevado a cabo la ampliación del Village y la construcción del nuevo espacio de parking subterráneo. El proyecto, con una superficie total construida de 31.664 m2, ha buscado garantizar, al máximo posible, su bajo impacto ambiental mediante la instalación de placas fotovoltaicas, sistemas de captación de aguas pluviales o riego por goteo, entre otros elementos.

El nuevo parking subterráneo consta de 758 plazas de aparcamiento. El proyecto ha consistido en la construcción de dos nuevos niveles de aparcamiento subterráneo y un nuevo aparcamiento en superficie en cada extremo de la nueva zona comercial. La luz y la ventilación natural protagonizan el diseño de este espacio que genera continuidad con el exterior a través de un gran patio abierto a todo lo largo del aparcamiento y de cinco patios exteriores centrales que comunican visualmente todos los niveles. El nuevo aparcamiento cuenta con dos ascensores panorámicos con acceso a la nueva zona comercial y, en el lobby, se ha realizado un gran mosaico artesanal con cerámicas naturales.

Otro de los elementos arquitectónicos a destacar del proyecto es la nueva y espectacular plaza central, un destino en sí misma, donde finaliza el recorrido peatonal de la calle comercial generando nuevos accesos al nuevo aparcamiento en superficie y subterráneo e incrementando en siete los edificios comerciales. Se trata de un espacio orgánico y muy dinámico inspirado en edificios de arquitectura noucentista catalana. La plaza, presidida por sus palmeras de gran porte, se ha concebido como lugar de encuentro y de celebración de actividades culturales.

Los criterios de diseño de las nuevas edificaciones parten de las mismas premisas establecidas en las fases anteriores. La referencia tipológica continúa siendo la de una calle, plaza o rambla comercial de una ciudad catalana de tamaño medio de finales del siglo XIX e inicios del siglo XX con voluntad de crear un fragmento de espacio urbano como soporte de la actividad comercial.

Rubau se enorgullece de haber llevado a cabo este singular proyecto que consolida a La Roca Village como motor de empleo en la comarca y actor relevante en la recuperación de la economía catalana.